Saltar al contenido
605 980 958

Hay Plazas Concertadas

Residencia para Mayores Santa Ana - Málaga

la-vida-en-una-residencia-de-ancianos

La vida en una residencia de ancianos

la-vida-en-una-residencia-de-ancianos

La vida en una residencia de ancianos

La vida en una residencia de ancianos ha cambiado mucho en los últimos años. Las residencias de ancianos en Málaga se han adaptado al siglo XXI. Y sus servicios son cada vez más detallados.

Olvide la imagen del pasado. Los ancianos que viven en una residencia de mayores en Málaga están bien cuidados. Y disfrutan de los beneficios de una residencia de la tercera edad. Los que han elegido Residencia Santa Ana, por ejemplo, disfrutan de un ambiente familiar en una zona privilegiada del Valle del Guadalhorce. Además cuentan con un clima beneficioso para los huesos por sus temperaturas suaves y su clima seco.

Beneficios de la vida en una residencia de ancianos

¿Qué ventajas tiene vivir en una residencia tercera edad Malaga? Son muchas las ventajas de vivir en una residencia ancianos Malaga. Los beneficios más destacados son:

  1. Acompañamiento: las personas mayores necesitan sentirse seguras y el acompañamiento lo consigue. Además, controlar los horarios y la rutina mantienen la seguridad del anciano. Además, los familiares también sienten que hay más estabilidad en la vida de los mayores.
  2. Accesibilidad: como muchas personas mayores llegan a las residencias con algún tipo de dependencia o discapacidad. Es normal que la gran mayoría de residencias cuenten con ayudas técnicas. Y hayan eliminado las barreras arquitectónicas.
  3. Personal: los familiares cercanos son los mejores cuidadores para los ancianos que no sufren dependencia. No obstante, las personas con dependencia necesitan la ayuda de profesionales especializados. Y Santa Ana, por ejemplo, cuenta con enfermería, fisioterapia, psicólogo y rehabilitación geriátrica.
  4. Médico: el seguimiento médico de los mayores que viven solos es difícil. Ya que son reticentes a acudir a todas las citas necesarias. En una residencia de ancianos, el seguimiento se produce de forma estructurada. Y todos los residentes reciben su medicación.
  5. Menús: los residentes siguen una dieta adecuada a su capacidad. Y, lo que es más importante, se mantienen todas las recomendaciones del médico. Así se mantienen bajo control el colesterol, la hipertensión, el sobrepeso y otras afecciones.
  6. Higiene personal: la rutina de higiene personal en una residencia de mayores establece horarios para el baño. Además, el servicio de lavandería mantiene limpia la ropa. Así los ancianos están correctamente vestidos y aseados.
  7. Actividades: las actividades lúdicas y la terapia ocupacional proporcionan diversión sana a los ancianos. Que ya no están pegados al televisor todo el día. Además, las salidas a hacer ejercicio, y los juegos, fomentan el compañerismo y fortalecen los lazos entre residentes y personal.

¿Y si mi madre no se adapta a la residencia?

Pese a todos los beneficios de una residencia de la tercera edad, hay personas que no se adaptan a la vida en la residencia de ancianos Malaga. Y en ello pueden influir varios factores, como:

  • Motivo de ingreso: es muy importante dar a conocer el motivo de ingreso en la residencia. Hacer una reunión familiar. Y explicar que los cuidados que puede dar un familiar no son los mejores. Que la mayor calidad de vida se alcanzará en la residencia.
  • Visitas: otro punto clave para la adaptación de los mayores a la vida en la residencia son las visitas. Los ancianos que reciben visitas habituales de sus familiares se adaptan mejor a la residencia. También ayuda realizar llamadas por teléfono y videoconferencias.
  • Impacto emocional: si el ingreso en una residencia es lo mejor para el anciano. Los familiares que tratan la situación de forma positiva generan un impacto emocional positivo en su ser querido.

¿Y si mi madre no quiere ir a una residencia?

El ingreso en una residencia tiene que ser voluntario. La única forma de ingresar a una persona mayor en una residencia contra su voluntad es mediante el dictamen de un juez. Es un proceso difícil y largo. Que debería iniciarse antes de que la persona pierda la capacidad para razonar.

Es recomendable abordar el problema lo antes posible y convencer a la persona de manera racional. En el caso de una demencia severa, como el estado más avanzado de Alzheimer. Para que el ingreso cuente con todas las garantías se debe contar con la declaración de incapacitación.

La vida en una residencia de ancianos precio

En Residencia Santa Ana hay disponibles plazas concertadas y plazas vinculadas al servicio. Sumado a ser una de las residencias de ancianos Málaga baratas, acceder a una plaza privada también es asequible. Llame a este teléfono 605 980 958 para concertar una cita sin compromiso.

 

 

 

Búsquedas relacionadas

Cuanto tarda un anciano en adaptarse a una residencia, problemas de adaptacion en residencias, que hacer cuando un anciano no quiere estar en la residencia, experiencias en residencias de ancianos, mi madre no se adapta a la residencia, cuando llevar a un anciano a una residencia, pros y contras de las residencias de ancianos, mi madre no quiere ir a una residencia, como sientes cuando dejas a tu madre en la residencia, residencia 3a edad malaga, como superar tener a tu madre en una residencia, periodo adaptacion residencia, se puede tener a una persona mayor en una residencia contra su voluntad, cuando llevar a un enfermo de alzheimer a una residencia, se puede ingresar a un anciano en una residencia sin su consentimiento, como decir a tu madre que la llevas a una residencia, residencias tercera edad malaga