Saltar al contenido
605 980 958

Hay Plazas Concertadas

Residencia para Mayores Santa Ana - Málaga

aprendizaje-y-tercera-edad

Aprendizaje y tercera edad

aprendizaje-y-tercera-edad

La motivación para el aprendizaje disminuye en la tercera edad

A lo largo de la vida, y conforme vamos cumpliendo años, se va perdiendo la motivación para aprender nuevas cosas. O para participar en actividades cotidianas. Por lo que se dificulta el aprendizaje y la tercera edad. Así que es necesario mantener el interés para que la motivación no sea una barrera.

Neurocientíficos de la Universidad de Massachussetts, ha realizado un estudio a partir de ratones. En este han identificado un circuito cerebral que es crítico para mantener este tipo de motivación. Este circuito, se constituye como un factor importante para la toma de decisiones que requieren el costo y recompensa derivadas de una acción particular.

En el estudio se observó que el aumento de motivación en los ratones mayores a participar en el aprendizaje, reactivando el circuito.  Si se eliminaba el circuito, disminuía la motivación.

Como la motivación tiene un papel especial para alejar a la depresión. En residencias de ancianos Málaga, como la nuestra, podrá encontrar actividades, terapia ocupacional, seguimiento médico. Y todos los servicios necesarios para mantener la calidad de vida de los residentes. Si está buscando precios residencias de ancianos Málaga, puede reservar plaza llamando al teléfono 605 980 958.

Envejecimiento, aprendizaje y tercera edad

Conforme envejecemos, la actitud de levantarnos e ir hacia una cosa es menor. Esta actitud de levantarse e ir, es fundamental tanto para el aprendizaje como para nuestro bienestar social. Es difícil aprender si no está por lo menos comprometido.

En nuevos estudios realizados, se investigó lo que sucedía en los estriosomas mientras los ratones aprendan a tomar decisiones. Para realizarlo, midieron y estudiaron la actividad de los estriosomas a medida que los ratones elegían entre resultados positivos y negativos. Los ratones escucharon dos tonos diferentes.

Uno acompañado de una recompensa (agua azucarada) y otro ligado a un estímulo desagradable (Luz Brillante). Los ratones aprendieron qué si lamian más un caño con el primer tono, salía más agua azucarada. Si lamian menos durante el segundo tono, la luz no sería tan brillante. Aprender este tipo de tareas requiere asignar un valor a cada costo y a cada recompensa. Los estudios demostraron que conforme los ratones aprendían las tareas, los estriosomas mostraban mayor actividad.

Ésta está correlacionada con las respuestas de comportamientos de los ratones en ambos tonos. Esto da a entender que los estriosomas podrían ser críticos para asignar un valor subjetivo a un resultado particular.

Resultados de la investigación

Los investigadores encontraron qué en los ratones con mayor edad, que su participación en el aprendizaje disminuyó. Igualmente ocurrió con su actividad estriosomica respecto a los ratones más jóvenes.

Cuando los investigadores introdujeron fármaco genéticamente dirigido a aumentar la actividad estriosómica, los ratones se implicaban más en las tareas. Al contrario, la supresión de la actividad dio lugar a la separación.

Los investigadores están centrados en obtener posibles tratamientos farmacológicos que podrían estimular este circuito. Mantienen la sugerencia de entrenar pacientes para mejorar la actividad de este circuito.

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: aprendizaje en personas mayores, limitaciones en el aprendizaje en personas mayores, motivación y aprendizaje en personas mayores, fracturas en adultos mayores, un anciano puede aprender a hacer cosas nuevas, capacidades de las personas mayores, problemas de las personas mayores.