Saltar al contenido
605 980 958

Hay Plazas Concertadas

Residencia para Mayores Santa Ana - Málaga

Residencias Concertadas

Residencias concertadas malaga

Residencia Santa Ana

Residencia Santa Ana es una de las residencias concertadas con la Junta de Andalucía, con plazas subvencionadas por la Ley de Dependencia.

Se ofrecen las siguientes plazas subvencionadas:

Plazas concertadas.

Plazas vinculadas al servicio.

Plazas concertadas

Residencia Santa Ana lleva desde 2001 ofreciendo un ambiente familiar a sus residentes. Es decir, cuenta con amplia experiencia en el cuidado de mayores. Para conseguir el mejor trato posible a los mayores es una de las residencias concertadas con la Junta de Andalucía. Las plazas concertadas son cofinanciadas por el usuario y la Administración Pública. Y suponen la mejor forma de ingreso en una residencia para mayores de Málaga. Es decir, el usuario pone una parte de su pensión y la Junta de Andalucía pone el resto, según la Ley de Dependencia. La plaza queda totalmente pagada y el usuario todavía podrá disponer de parte de su pensión. No obstante, este tipo de plaza tiene una lista de espera y puede tardar hasta dos años en ser concedida.

 

Plazas Concertadas - Pasos a Seguir

Lo primero es ponerse en contacto con los servicios sociales más cercanos a su lugar de residencia. Allí un trabajador social le dará la información que necesita para solicitar las ayudas para plazas concertadas. Si el ingreso es urgente, Santa Ana cuenta con su propio trabajador social, que le dará el asesoramiento necesario para iniciar los trámites en el lugar que le corresponde.

Es necesario solicitar el Programa Individual de Atención (PIA) y la valoración de su grado de dependencia. Los grados de dependencia resultantes de la valoración son:

 Grado I. Dependencia moderada. La persona dependiente requiere ayuda intermitente para mantener su autonomía personal o necesita ayuda al menos una vez al día para realizar actividades básicas de la vida diaria.

 Grado II. Dependencia severa. El dependiente requiere ayuda extensa para mantener su autonomía personal o necesita ayuda dos o tres veces al día para realizar actividades básicas de la vida diaria.

 Grado III. Gran dependencia. Cuando la persona necesita ayuda para realizar actividades de la vida diaria varias veces al día y necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona, debido a su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial. O tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

 

Conseguir una Plaza Concertada

Una vez que se le ha concedido el acceso a una plaza concertada, entrará en la lista de espera del servicio. El tiempo de espera puede llegar a superar el año. Por lo que ha de tener paciencia. Cuando finalmente acceda a la plaza tiene que saber que, como usuario de una plaza concertada, deberá abonar una parte de su pensión. El aporte dependerá de las circunstancias de cada persona. Por norma general esta aportación supe el 75% de sus ingresos líquidos, contados de forma anual y sin contar las pagas extra. Es decir, que podrá tener una plaza residencial, disponer de sus pagas extras y del 25% de sus ingresos líquidos anuales.

Plazas Vinculadas al Servicio

La prestación económica para plazas vinculadas al sistema son ayudas destinadas a personas que no pueden acceder al servicio público o concertado adecuado a la persona en situación de dependencia. Si accede a una plaza vinculada al servicio la cuantía máxima que podrá recibir depende del grado de dependencia y es la siguiente:

Grado I: 300€.

Grado II: 426,12€.

Grado III: 715,02€.

La ayuda final será calculada aplicando un coeficiente que tiene en cuenta la capacidad económica y la situación de dependencia del solicitante. Además, la cuantía no podrá superar, en ningún caso, la aportación de la persona beneficiaria por el coste de los servicios que recibe.