Saltar al contenido
605 980 958

Hay Plazas Concertadas

Residencia para Mayores Santa Ana - Málaga

sueño-excesivo-ancianos

Sueño Excesivo en Ancianos con Alzheimer

sueño-excesivo-ancianos

Muchos pacientes de Alzheimer sufren trastornos del sueño. Y entre ellos se puede encontrar un sueño excesivo en ancianos. Todavía no existe un consenso sobre las causas de este trastorno. No obstante se apunta al síndrome vespertino. También conocido como síndrome del ocaso. Los síntomas son un aumento en la ansiedad a últimas horas de la tarde. Y durante la noche. Esta inquietud puede llegar a provocar conductas agresivas. Por lo que los cuidadores de ancianos con Alzheimer deben estar atentos ante el aumento de la ansiedad. Que se producen por alteraciones de los ritmos circadianos y la producción de la hormona del sueño.

Rutina para Evitar el Sueño Excesivo en Ancianos

Los ritmos circadianos controlan la actividad del cuerpo. Son los responsables de que una persona se despierte justo antes de que suene la alarma. Y comience a tener sueño a la hora de irse a dormir. Este mecanismo depende de la melatonina, la hormona del sueño. Un desajuste en la producción de esta hormona puede provocar que el anciano esté fatigado al llegar la tarde. Pero cuando llega la noche, se produce confusión. Y algunos pacientes con Alzheimer tienen serias dificultades para diferenciar los sueños de la realidad. Por lo tanto se produce una alteración de la conducta. Algunos de los síntomas son:

  1. Gritos. Del mismo tipo que se producen durante las pesadillas.
  2. Conversaciones alteradas. Hablan con gente inexistente.
  3. Confusión. Los pacientes no identifican a las personas.
  4. Nerviosismo. Se produce una respiración agitada.

Una Buena Rutina

Ante el síndrome vespertino se pueden tomar una serie de medidas para mejorar la rutina. Y favorecer la recuperación de los ritmos naturales. Los pacientes de Alzheimer que sufren este síndrome suelen dormir mucho durante el día. Se quedan dormidos en el sillón durante una hora por la mañana. Y otro par de horas más durante la tarde. Al llegar la noche se alteran. Y al ir a dormir, tardan en conciliar el sueño. Lo que hace que se despierten tarde. Para evitarlo puede seguir estos consejos:

  1. Horarios. Es esencial mantener una rutina en los horarios nocturnos. Dormir y despertar siempre a la misma hora.
  2. Siestas. Hay que evitar las siestas largas. Además de las cabezadas diurnas. Ya que estos pequeños sueños provocan alteraciones del ritmo interno del cuerpo. Y hay que recordar que en el sueño profundo se produce el mayor descanso.
  3. Comida y bebida. Trate de evitar las comidas y bebidas estimulantes. Las cenas deben ser ligeras y equilibradas.
  4. Actividades. Los expertos señalan que la luz de dispositivos como el móvil y la televisión pueden alterar la producción de melatonina. Hay que evitar que el anciano los utilice justo antes de su hora de dormir. Se recomiendan otro tipo de actividades, como la lectura.
  5. Ejercicio. La actividad física ayuda al cuerpo a dormir bien.
  6. Salud. Evitar las infecciones, en particular las de orina, también ayuda a un buen descanso nocturno.

Si está cuidando a un anciano con Alzheimer que sufre el síndrome del ocaso. Y no puede darle los cuidados necesarios. O necesita descansar durante unos días. Recuerde que puede acudir a Residencia Santa Ana para sus servicios de respiro familiar Malaga. También puede consultar precios residencias ancianos Malaga. Tiene a su disposición una amplia variedad de servicios.

 

BUSQUEDAS RELACIONADAS: residencia ancianos malagaresidencias de ancianos en malagaresidencia de mayores malaga,  residencia de mayores en Malaga,  Residencias de ancianos en Granada, residencia para mayores málagaresidencias de ancianos precios